Zelda Breath of the Wild: Santuarios de Farone

Descubre con esta guía todos los secretos escondidos en ⚡ Zelda Breath of the Wild ⚡ donde tendréis que volver a salvar al reino de Hyrule

Santuarios de Farone

12/05/2022 10:35
The Legend of Zelda: Breath of the Wild

Supera los Santuarios de Farone

Farone es una de las tres regiones del juego cuyo nombre está basado en una de las Diosas creadoras de Hyrule, siendo además un nombre que se suele relacionar con el color verde y todas las razas de la misma tonalidad. No obstante, también es el lugar donde encontraréis la Aldea Onaona y otras localizaciones, incluyendo más Santuarios.

Santuario de Yamak

Lo encontraréis cerca de la Aldea Onaona al norte, junto al camino al este del Valle de Graum. Como podréis deducir del nombre, este santuario se basa en el uso del Imán con ayuda de la caja metálica. En primer lugar, usad esta para elevar la balanza y pasar al nivel superior. Antes de marcharos recoged la caja. Venced al Miniguardián y coged el cofre con el imán. Hecho esto, pasar cualquiera por encima de la reja para dejarlo caer sobre el interruptor de que la abrirá. Ahora tenéis dos balanzas. Simplemente equilibradlo para balancearlo. Empezad por la de la izquierda, ya que así podréis coger el cofre.  

Santuario de Saiut

Este Santuario está escondido tras la Posta del Lago. Simplemente id hacia la pared rocosa de la Meseta de Ubosia a nivel del suelo y seguir el camino hasta llegar a una esquina con varias rocas que podréis destrozar con bombas. Dentro encontaréis el Santuario.

Este Santuario tiene varios balancines que tendréis que paralizar para pasar a las zonas más elevadas. Para ello simplemente subiros e inclinadlo en los lados correspondientes. Eso sí, tened en cuenta que en la segunda zona tendréis que coger el cofre con el Imán, ya que tendréis que usarlo en la última zona para inclinar el primer balancín, mientras que tendréis que paralizar el balancín previo al Sheikah para que se mantenga recto.

Santuario de Jiihmu

Lo encontraréis en el Cabo Urron, al este de la Aldea Onaona. Simplemente tendréis que luchar contra un Miniguardián 3.0

Santuario de Sarshii

Lo encontraréis en Isla Frontia una vez completéis la Prueba Heroica: La Prueba Salvaje. En su interior, encontraréis un cofre y un símbolo de valía.

Santuario de Antuaka

Para encontrar este Santuario tendréis que superar una Prueba Heroicab, la llamada La Prueba del Trueno. Una vez hayáis conseguido superar esta prueba, tendréis acceso al Sheikah y a su tesoro.

Santuario de Soddash

Este Santuario se encuentra tras la cascada  del Lago Ariol. Para poder acceder a él tendréis que meteros por un hueco que hay justo en el camino de la derecha en la zona baja de la cascada. De esta forma, podréis acceder al Santuario. Ahora bien, para poder completarlo tendréis que meter los dos orbes en los pedestales que ahí en el agua. Tenéis dos opciones, o colocándolos en los lanzadores y dándole al interruptor en el momento apropiado o bien llevándolos con el bloques creados con el Témpano (esta última es la más sencilla). En el lado derecho obtendréis flechas de hielo, mientras que en el lado izquierd obtendréis la llave que da acceso al Sheikah.

Santuario de Adjiva

Para poder llegar hasta este Santuario, tendréis que superar la Prueba Heroica: Los tres hermanos gigantes. En su interior encontraréis un Símbolo de Valía y un nuevo arma.

Santuario de Makai

Para poder desbloquear este Santuario antes tendréis que superar la Prueba Heroica: Los Fragmentos Perdidos. Una vez superada, entrad y veréis dos lados. Vuestro objetivo es llevar los cofres a la zona final de cada plataforma móvil, dejándolos sobre los interruptores. El de la izquierda os dará acceso a la llave. Simplemente tendréis que sujetar el barril cuando os subáis, dejarlo en el lado derecho antes de la reja completa y finalmente esquivad la reja de la izquierda. 

La dificultad radica en la derecha, donde tendréis que ser rápidos. Esperad entre cada umbral para disparar al interruptor vertical. De por sí necesitaréis hacer gala de buenos reflejos, pero hay un truco más sencillo. Simplemente saltad antes del segundo umbral a la plataforma del interruptor sujetando el barril. Hecho esto, esperad a que la plataforma vuelva al final para saltar de nuevo y llegar al interruptor. De esta forma, obtendréis el cofre y su contenido.