Guía Zelda: Breath of the Wild (2022) ▷ Consejos y Trucos

Descubre con esta guía todos los secretos escondidos en ⚡ Zelda Breath of the Wild ⚡ donde tendréis que volver a salvar al reino de Hyrule

Las Bestias Divinas: Ruta

12/05/2022 10:35
The Legend of Zelda: Breath of the Wild

Recorre la mazmorra del interior de Ruta, la bestia divina del agua

Estamos en la primera mazmorra del juego, a no ser que hayáis cogido otra vía, claro. Nada más entrar, disparar al enemigo del ojo con una flecha para que os deje pasar. Tras esto, venced al Miniguardián y disparadle una flecha al enemigo del ojo bajo el agua. Esto os permitirá acceder a la zona donde está el mapa de la mazmorra, aunque tendréis que usar un bloque de hielo para levantar la reja. Asimismo, no olvidéis el cofre bajo el agua, el cual podéis coger con el Imán.

Veréis que tenéis que conseguir que la Piedra Sheikav active varios terminales. Asimismo, con el mapa, podréis controlar la trompa de la bestia divina a vuestro antojo. Os diremos como obtener cada uno según su posición.

Primer Terminal

Se trata de la zona donde conseguís el mapa, es decir, la Planta Baja. Aquí encontraréis el primer terminal. Para ello, girad la manivela que veréis en la pared contraria de la sala del mapa. Una vez llegue a su tope, tendréis acceso al punto de control.

Segundo Terminal

Una vez hecho lo anterior, subid por el hueco y ascended la cuesta para llegar a la Primera Planta. Lo primero que veréis es una rueda que gira por el impulso de un chorro de agua. Tenéis que congelar el mencionado chorro cuando el terminal esté en la zona más baja. De esa forma lograréis tener acceso a este para activarlo. Salid ahora por el hueco que hay al otro lado y volved a subir una cuesta. En esta ocasión, el ojo está en lo alto de la pared. Flechazo y podréis pasar sin problema.

Tercer Terminal

Aquí tocará hacer uso de la trompa de Ruta. Tendréis que entrar en el mapa y elevarla hasta el segundo punto empezando por arriba para que el engranaje se mueva en sentido contrario a las agujas del reloj. De esta forma, si usáis el Paralizador en la bola justo cuando esté sobre el interruptor, tendréis tiempo para entrar en el terminal Aunque debéis de calcularlo bien. Asimismo, podéis paralizar la parte superior del cofre (la pegada a la pared del engranaje) para poder abrirlo cuando lo tengáis delante. Tras esto, volved a la primera planta, donde estaba el Segundo Terminal.

Cuarto Terminal

Con el engranaje girando en el sentido contrario a las agujas del reloj, montaos en una de sus aspas, preferentemente en la que hay un cofre y un ojo. De esta forma, llegaréis a una zona alta donde os espera otro Miniguardián. Derrotarlo y pisad un interruptor que activará una cascada con la que podréis volver a este lugar en caso de que os caigais. Hecho esto, planead hacia donde está la zona del chorro para coger un cofre con 100 Rupias. Ascended por la cascada y del impulso llegarés a un cofre con un nuevo arma. Bajad de esta plataforma y haced que la trompa de Ruta esté en su punto más bajo. Tras esto, seguid por el pasillo y usar la Paravela para llegar hasta la punta de la trompa. Elevadla un poco y alcanzaréis el terminall.

Quinto Terminal

Planead hacia la derecha para llegar a la plataforma con el ojo. Disparadle para que en el otro extremo el cofre quede libre. Antes de ir a por el siguiente terminal, bajad hacia el pasillo de antes y haced que la trompa de Ruta esté en su punto más bajo. De esta forma, tendréis acceso a un cofre resguardado por otro ojo (ya sabéis que hacer). Regresad al pasillo y repetid el proceso para llegar al Terminal 4. Ahora planear hacia el cofre. Hecho esto y con sumo cuidado, planead hacia la cabeza de Ruta, en una plataforma superior a donde encontrásteis la Lanza de Caballero. Allí tendréis que disparar a otro ojo y luego usar el imán con otra manivela para abrirla. A continuación mover la trompa de Ruta para que caiga agua por el hueco que habéis abierto y habréis apagado las llamas. 

Hecho esto, es hora de prepararse bien, ya que os toca el enfrentamiento contra el jefe del templo.