En busca de Zelda (Misión Principal) en Zelda Tears of the Kingdom

Descubre todo en nuestra guía de THE LEGEND OF ZELDA: TEARS OF THE KINGDOM ✅ , el nuevo título de NINTENDO SWITCH que continúa la historia que vivimos en Breath of the Wild.

En busca de Zelda (Misión Principal) en Zelda Tears of the Kingdom

14/06/2024 23:22

Link y Zelda en los Cimientos del Castillo de Hyrule

Completa En busca de Zelda

Tras una larga espera, nuestra aventura en The Legend of Zelda: Tears of the Kingdom comienza con algo que todo aquel que haya estado pendiente de las noticias relativas al título ya sabrá, y es que el inicio del juego lo vamos a tener en los Cimientos del Castillo de Hyrule, siendo aquí donde conseguiremos ver las primeras escenas iniciales. Para empezar, nos presentarán a Zelda, desbloqueando su ficha de personaje. Tras unos minutos, veréis que podéis avanzar, contando con todos los corazones y estamina posible. 

Seguid avanzando, usad la Espada Maestra para derrotar a unos Keese entre escena y escena y seguid los rastros de malicia para descubrir más sobre los Zonnan / Zonai, una raza que tendrá una gran relevancia en el título. Tras descubrir todo esto, contemplad la escena y veréis como Link pierde todos sus corazones y estamina. Tras esto, comenzará la antigua partida

Nada más retomar el control de Link, coged la Espada Maestra deteriorada y avanzad saltando y lanzándoos al agua constantemente hasta llegar a una zona que tendréis que abrir colocando vuestra nueva mano en el sello, consiguiendo con esto que una rueda cercana empiece a moverse. No obstante, de momento no podréis hacer nada aquí. Avanzad por el camino que se abre y en el cofre obtendréis las Sandalias Arcaicas. Tras esto, lanzaros al vacío y será ahora cuando empiece The Legend of Zelda Tears of the Kingdom.

Misión de En busca de Zelda

Llega al Templo del Tiempo

Una vez salgáis del agua y estéis en tierra firme veréis que estáis en la Gran Isla de los Albores con un dragón de fondo. Avanzad un poco, pudiendo coger los objetos que veis alrededor y cerca encontraréis a un gólem ayudante, el cual nos entregará la tableta de Prunia, el mismo objeto que vimos usar a Zelda en la introducción. Tras esto, el gólem nos explicará que estamos en el Jardín del Tiempo, siendo nuestro objetivo la gran estructura que vemos al fondo y que es otro Templo del Tiempo. Será entonces cuando desbloqueemos la misión principal de En Busca de Zelda

Por ello, id por el puente que se acaba de formar y tras la explicación de lo que son los gólems reclutas podréis lanzaros de nuevo al vacío, cayendo al agua. Ya una vez fuera, tendréis que ir hasta el Templo del Tiempo, el cual es el gran edificio que vemos. Cabe señalar que por el camino podréis encontrar toda clase de contenido, pero de momento vamos a ir lo antes posible debido a que las armas que podéis usar se limitan a ramas de árboles.

Sea como, cruzad el lago a nado hasta las escaleras y al llegar a la puerta podréis interactuar con ella, pero os llevaréis una sorpresa debido a que esta no se abre. Será entonces cuando conozcáis a Rauru, quien es el dueño del brazo derecho que habéis adquirido y quien os explicará un poco lo que tenéis que hacer. Será entonces cuando active un Santuario y dará inicio La puerta cerrada.

Desbloqueando el poder del Retroceso

Obtén el Retroceso

Tras abrir la puerta del Templo del Tiempo, avanzad hasta la piedra amarilla y tras la escena obtendréis el poder del Retroceso. Usadlo para que las ruedas cercanas vayan en el sentido contrario, consiguiendo con ello que podáis ir a la plataforma central y de ahí a la parte superior del templo, donde veréis la estatua de la Diosa Hylia. Id a la puerta y al intentar abrirla veréis que no podéis, ya que os falta fuerza. En este momento llegará Rauru, quien desbloqueará el teletransporte. Usadlo para volved a la zona inicial. 

Una vez aquí, id a donde estaba la gran rueda y combinad la Infiltración y el Retroceso para poder avanzar al otro lado. Seguid usándolo hasta encontrar el Santuario de Nasio'Aia. Esto os dará el último orbe luminoso, por lo que salid, tomad un planeador colocándolo en los railes y regresad al Templo del Tiempo. Allí hablad con la efigie de la diosa para poder obtener un contenedor de corazón. Con este, seréis capaz de abrir la puerta

Tras hablar con Rauru, id a la zona del fondo del templo y veréis una escena en la que ya no tendréis la Espada Maestra. Una vez haya acabado esta, veréis que Zelda no estaba aquí, pero la misión no se dará por completada aún. De hecho, no os tenéis que preocupar más por ella, ya que se completará automáticamente según avancéis en Zelda Tears of the Kingdom. Por ello, toca iniciar el siguiente gran desafío: ¡Al Reino de Hyrule!