Estás en: JuegosAdn > Wii > Noticias > Mario Kart 64: Un problema en el desarrollo del juego fue lo originó el icónico caparazón

Mario Kart 64: Un problema en el desarrollo del juego fue lo originó el icónico caparazón

En una entrevista de 2011, Hideki Konno explica por qué este molesto objeto fue una pieza clave para los desarrolladores.

Nat Raya
19/03/2022 16:00
Fer

Mario Kart

El caparazón azul puede cambiar completamente el curso de la carrera

A pesar de que la undécima entrega de la serie nos ha ofrecido grandes momentos, hay ciertas cosas que nos sacan de quicio. No por su jugabilidad o por cualquier otro aspecto técnico, sino porque en cualquier momento la partida puede volverse en nuestra contra. Para bien o para mal, los objetos de Mario Kart son una parte indispensable de la saga. Pero si bien algunos nos pueden ayudar a avanzar o defendernos, otros como la concha azul tienen la capacidad de cambiar el curso de la carrera. 

Todos y cada uno de los jugadores de Mario Kart estarán de acuerdo en que la concha azul es uno de los objetos más fastidiosos de toda la serie. Cuando alguien lanza un caparazón azul, el ítem esquiva a todos los pilotos y apunta directamente al corredor que va en primera posición para detenerlo y lanzarlo por los aires. Sin embargo, aunque pueda parecer que es un elemento pensado por una mente malvada, lo cierto es que su origen es bastante más curioso.

La concha azul existe desde la introducción de Mario Kart 64, y según explica el director y productor de la serie -Hideki Konno- en una entrevista para Kotaku en 2011, se produjo después de observar ciertas limitaciones en el procesador de Nintendo 64 para mostrar a todos los personajes en la pantalla al mismo tiempo. 

Con Mario Kart 64, queríamos que todo el mundo estuviera metido en la carrera hasta el final, pero se produjeron algunos problemas de procesamiento que no nos permitieron hacerlo. Y lo que quiero decir con esto es que una vez que estás en medio de una carrera, tienes esa separación natural. Lo que intentábamos hacer era juntarlos, tener ocho corredores en pantalla todo el tiempo, pero no funcionaba del todo bien. Así que, como no existía el poder de los procesadores (de hoy en día), no pudimos crear el entorno de carreras que queríamos.

En resumidas cuentas, el caparazón azul fue una pieza clave para los desarrolladores. Pese a que en un principio no tenían intención de crear un objeto “injusto”, era necesario para evitar que el procesador de Nintendo 64 diese fallos. En las siguientes generaciones es una preocupación técnica poco relevante, pero que se decidió mantener para hacer las carreras mucho más emocionantes. 

Fuente: Kotaku

Noticias populares
Noticias relacionadas
0 comentarios
Mensajes recientes

No hay ningún comentario en este muro social

Utilizamos cookies para mejorar su experiencia y nuestros servicios, analizando la navegación en nuestro sitio web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.
Puede obtener más información pulsando 'aquí'.