Estás en: JuegosAdn > Noticias > Los riesgos calculados: cómo afrontarlos en las apuestas online

Los riesgos calculados: cómo afrontarlos en las apuestas online

Fran

¿Qué son los riesgos calculados? Estos no son sino la representación del peor escenario posible y sus consecuencias. Forman parte del conjunto de resultados probables al hacer apuestas online. 

Enfrentar los riesgos calculados forma parte fundamental de las apuestas. Las personas aficionadas a esta actividad siempre están dispuestas a asumir riesgos. Al mismo tiempo, son conscientes de lo que pueden perder si estos se materializan. 

Gracias a esta disposición, los jugadores entienden que el riesgo forma parte indivisible de un todo. En consecuencia, aprenden a identificarlo, medirlo y tomar medidas para minimizarlos.

Los riesgos calculados en las apuestas en línea

Las cuotas de un evento deportivo representan las probabilidades que estima una casa de apuestas de que un resultado determinado se materialice. Por ejemplo, si un equipo de fútbol tiene una cuota de 2.00 por su victoria, quiere decir que la casa estima una probabilidad de triunfo del 50 %.

Sin embargo, calcular las probabilidades a partir de las cuotas no suele ser tarea fácil. Por tal motivo, los apostadores suelen recurrir a calculadoras como Betting Calculator para estimar las posibilidades de cada una de sus selecciones.

Ya con las probabilidades que estima la casa de apuestas, los jugadores pueden gestionar mejor sus riesgos y apostar por aquellas selecciones que, a su parecen, tengan mejores probabilidades de victoria.

Cabe mencionar que estas cuotas no son estáticas, sino que cambian según se desarrolle el evento deportivo. Por ejemplo, en un partido de fútbol, si uno de los equipos lleva una ventaja notoria en goles, muy posiblemente su cuota disminuirá para reflejar lo que opina la casa de apuestas. De igual forma, si un equipo recibe varios goles en contra, su cuota aumentará conforme se reduzca su probabilidad de victoria.

Como manejar los riesgos esperados al hacer una apuesta

Existen varias maneras de gestionar los riesgos en las apuestas. Una de las más comunes es dividir lo apostado en diferentes apuestas sencillas (lo que se conoce como hedging). De esa forma, si se pierde una de las apuestas, las ganancias de las otras pueden compensarlo y así terminar con ganancias.

Otra técnica para gestionar los riesgos en las apuestas es simplemente crear un presupuesto que estés dispuesto a perder. Así, los apostadores pueden jugar por más tiempo y tener la oportunidad de salir con beneficios.

Por supuesto, en el ámbito de las apuestas, el conocimiento es poder. Por lo tanto, es común que los apostadores consulten a fondo toda la información disponible sobre cada evento, yendo desde la condición física de los jugadores, hasta el estado de la cancha. Este tipo de preparación también forma parte de la gestión de riesgos.

Pese a todas estas medidas, no existe ninguna garantía del éxito de las apuestas deportivas. Por tratarse de una actividad al azar, los resultados son imposibles de predecir y, en el mejor de los casos, apenas existen estimaciones informadas.

Aun así, al aplicar las estrategias de gestión de riesgo más comunes, los apostadores pueden potenciar sus oportunidades de triunfo y reducir al mínimo sus posibilidades de fracaso.

Utilizamos cookies para mejorar su experiencia y nuestros servicios, analizando la navegación en nuestro sitio web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.
Puede obtener más información pulsando 'aquí'.